martes, 13 de noviembre de 2012

¿Salvará la Navidad el mercado americano?

Están preocupados en EEUU porque este puede ser el año más bajo en ventas de videojuegos desde el 2006, esto es, antes de la revolución de la Wii. Decir antes que nada que hablamos de ventas físicas, que de las digitales se sabe poco ya que las compañías prefieren guardarse los datos de descargas para ellas. En cualquier caso, hablamos de que en octubre de 2012 las ventas fueron un 25% menores que en el mismo mes de 2011, encadenando así 11 meses consecutivos de caídas en los ingresos. La cosa pinta mal.


Por supuesto, la pelea aún no ha acabado. Queda por delante la temporada navideña, que cada vez empieza antes. ¿Creíais que eran sólo los turrones y los polvorones los que se vendían cada vez más pronto? Echadle  un vistazo a la gráfica de abajo y veréis que en EEUU las navidades de los videojuegos pronto se celebrarán en noviembre. Por desgracia, a pesar de que títulos como Halo 4 ponen su grano de arena para matener las ventas arriba, no es suficiente.

Comprar en noviembre para regalar en diciembre

No faltan razones para explicar la caída. Ciclo largo de consolas que ha acabado por saturar el mercado. Competencia con otras plataformas como los móviles y las tabletas. Falta de grandes lanzamientos fruto de que las compañías se están concentrando en lo que parece ser cada vez más un oligopolio del software consolero. Y la crisis económica, por supuesto. Si hay que elegir entre pagar la hipoteca y regalar un juego al niño, va a ser la hipoteca la que se lleve el dinero.

Aún así, hay algún motivo para la esperanza. A pesar de que nadie discute que 2012 va a ser globalmente un año malo, muchos podrán salvar los muebles con la campaña navideña. Así a ojo, se calcula que el 40% del dinero que se gasta en videojuegos se consume durante el último cuarto del año. Además, la gente tiene puestas sus miras en la Wii U. Aunque sería un milagro que la nueva consola de Nintendo de una vuelta de campana a la situación, su éxito inicial podría abrir el camino para descongestionar el mercado. Pero hablamos de futuribles y varios se muestran escépticos al respecto.

Aunque hasta ahora he hablado de EEUU, Europa sigue un camino parecido. Claro que el calendario del mercado funciona de manera un tanto distinta. Por ejemplo, los títulos de fútbol como FIFA y Pro Evolution Soccer hacen que algunas tiendas hagan su agosto en septiembre, valga el juego de palabras. En todo caso, el mercado de videojuegos tradicionales no está viviendo su mejor época en ninguna parte del mundo. De hecho, ver los artículos sobre EEUU me ha producido un déjà vu al recordar mi propio análisis sobre los datos de aDeSe en 2011. 

4 comentarios:

  1. Es realmente difícil que logre salvarse, únicamente una campaña antológica de Wii U podría cambiar las cosas, pero como seguramente se agote y no venda lo que realmente podría vender, pues poco podrá aportar. (GameStop por ejemplo paró de aceptar reservas cuando llegó a 500.000 unidades, porque Nintendo no les va a enviar más unidades)

    Pero como siempre, habrá que estar atentos al Black Friday, que son increíbles las ventas que salen de ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos tienen puestas sus esperanzas en Wii U y, en general, los analistas están convencidos de que va a ser un buen estreno. El tema de las reservas puede funcionar mejor o peor. Hay que pensar en el largo plazo también: ¿qué ocurrirá cuando la fiebre inicial pase?

      Al parecer los stocks de Wii U van a ser mayores de lo que fueron parea Wii, aunque no eres el único que cree que se están pasando de prudentes. Sin embargo, también puede ser una estrategia de marketing. No hay que olvidar que uno de los acicates que movió las ventas de Wii, durante meses incluso, fue la idea de que era algo "escaso" que volaba enseguida de las estanterías. Veremos qué pasa estas navidades.

      Eliminar
    2. Ellos sabrán lo que hacen, pero es que nunca he entendido esta estrategia de forzar el agotamiento en Navidades, una cosa es hacerlo en junio o septiembre que la gente puede esperarse unas cuantas semanas más, pero en navidades creo que no debería hacerse.

      Es decir, si puedes vender 3 millones estas navidades pues vende 3 millones, pero no saques 2 o 2,5 millones de consolas para que se agoten y poder chulear de ello, ya que esos 500.000 que se han quedado sin Wii U pueden ir a comprarse otra consola y perderlos como potenciales compradores, porque es Navidad y la mayoría tienen la necesidad u obligación de comprar algo.

      Pero ahí están las previsiones, 5 millones para finales de Marzo, más o menos a 1 millón por mes contando con campaña navideña a favor. Yo creo que es bastante claro que lo lograrán, pero pasado eso, tras los "early adopters" habrá que ver el verdadero potencial de ventas entre las masas, que eso ya es otra historia y Wii U aún tiene mucho (por no decir todo) que demostrar.

      Sobre que ya pasó con Wii, realmente ahí si les pilló por sorpresa, recuerdo que tuvieron ir ampliando la producción de la fábrica para satisfacer la demanda, que era una locura, muchas tiendas pasaban entre 15 y 20 días esperando nuevas unidades y las que llegaban volaban en seguida, dudo que volvamos a ver algo en si en cuanto a consolas.

      Eliminar
    3. Ah, pero en el caso de estas navidades, los que se queden sin Wii U no irán "a comprarse otra consola", precisamente porque no hay otras, o al menos no otras que quieran. La Wii está muerta comercialmente y la Xbox 360 y la PS3 ya no pueden aguantar el ritmo. El que vaya a comprar Wii U va a buscar algo nuevo.

      Dicho esto, tampoco me parece bien esto de tirar a la baja en los stocks, sobre todo si es por buscar el efecto titular: "¡La Wii U se agota en las tiendas!". Probablemente no sea esa la única ni la principal razón de que hagan eso, pero más de un directivo de Nintendo habrá pensado en ello.

      Eliminar